Forbes Paraguay
16 Junio de 2024 07.00

Santiago Zavattiero Director Editorial

De basquetbolista profesional a CEO de Tigo, la historia de Roberto Laratro

El nuevo CEO de Tigo Paraguay nos hace un repaso por su carrera, de cómo escalo de la base a la cima de la empresa.

Roberto Laratro tiene dos facetas muy diferentes, pero no por eso antagónicas, quien supo ser jugador profesional de 4 equipos locales y defendió la albirroja en competencias internacionales, también es un ejecutivo con experiencia internacional en el rubro de las telecomunicaciones, y desde junio de este año asumió como CEO de Tigo Paraguay, reemplazando a Carlos Blanco.

Laratro trazó a una carrera impresionante en la industria de telecomunicaciones desde su ingreso a Tigo en 2007. Su trayectoria, marcada por un ascenso constante desde sus inicios como ejecutivo de cuentas corporativas hasta su reciente nombramiento como CEO de Tigo Paraguay.

El nuevo CEO llegó a la compañía con el sueño de impactar positivamente en la vida de las personas. "Tigo siempre me llamó la atención desde que estaba estudiando en EE.UU. Sabía que al volver quería hacer carrera en la empresa, esa era mi ambición", comenta Laratro sobre sus primeros pasos. Comenzó desde la base, como ejecutivo de cuentas corporativas, pero su carrera rápidamente despegó.

Un año después, asumió el rol de supervisor de tiendas, controlando unas 40 mini sucursales. Este fue solo el comienzo de su experiencia en liderazgo. Posteriormente, se convirtió en supervisor corporativo y luego en gerente regional de la zona este del país. Su talento y dedicación lo llevaron a ocupar la gerencia de tiendas en Asunción, donde enfocó su trabajo en la transformación con el cliente como eje central. Este rol estratégico lo preparó para su próximo desafío: Nicaragua.

En 2018, Laratro asumió la dirección de Tigo Nicaragua. "Nicaragua es una cultura muy similar a la de Paraguay, gente muy noble, leal y trabajadora", señala. Bajo su liderazgo, Tigo Nicaragua evolucionó de ser un negocio pequeño a una operación madura, logrando un crecimiento de doble dígito y consolidando un equipo.

El retorno de Laratro a Paraguay como CEO de Tigo no es solo un logro personal, sino un testimonio de su visión y habilidades. "Siempre soñé con ser un ejecutivo desde muy niño; soñaba con estar en una empresa importante y poder impactar positivamente en un país, trabajar en equipo y cambiar la vida de las personas", reflexiona.

 

Tres aprendizajes

Laratro identifica tres aprendizajes clave en su ascenso: la humildad de escuchar y aprender, la disciplina en la ejecución de estrategias y la importancia del equipo. "Vengo del básquetbol y para mí no son solo los cinco jugadores que juegan, sino todas las personas que hacen que esos cinco puedan jugar", explica, subrayando la importancia de un ecosistema de alto rendimiento.

Como CEO, Laratro aspira a ser cercano a la gente y mantener siempre presente al cliente. "Todos en la compañía debemos pensar constantemente en el cliente para poder innovar y asegurarnos de que esté contento", enfatiza.

Para Laratro, el éxito radica en construir un equipo comprometido que se sienta triunfador independientemente del resultado. "El éxito es construir y vivir ese viaje con un equipo consolidado, y que cuando llegue el momento del triunfo, todos se sientan responsables de eso", concluye.

10