Forbes Paraguay
US$
Macroeconomía

Dólar no cede y presión sigue siendo la piedra en el zapato de los importadores

Share

Iván Dumot, presidente del CIP, compartió un análisis del estado actual y las proyecciones futuras del sector de importaciones con referencia a su relación con la presión del dólar.

20 Junio de 2024 00.00

Iván Dumot, presidente del Centro de Importadores del Paraguay (CIP) destacó que el primer trimestre de 2024 presentó una evolución favorable en las importaciones, gracias a las medidas del gobierno argentino que lograron mitigar significativamente el contrabando. 

“Eso hizo que buena parte del comercio informal vuelva a la formalidad y a los importadores legales”, explicó.

Además, la reducción del contrabando de combustibles impulsó las ventas locales, incrementando las importaciones en este sector entre un 20% y un 30%. Otros sectores, como los insumos y la maquinaria para la producción primaria, también experimentaron un crecimiento notable.

“Eso generó también una mayor importación y esos son los principales rubros que hacen crecer de alguna manera el sector importador en lo que fue el primer trimestre del año”, añadió Dumot. 

Iván Dumot, titular del CIP.
Iván Dumot, titular del CIP.

Sin embargo el presidente advirtió que a partir del segundo semestre la situación comenzó a complicarse debido a la fluctuación del tipo de cambio. Desde marzo, el tipo de cambio mostró un comportamiento inusual, posicionándose por encima de los G. 7.500 en abril y mayo, tendencia que continúa en junio.

“Obviamente eso es un escenario que no teníamos en el análisis o en el radar como planificador al año”, opinó.

El impacto en los costos

En cuanto al impacto el titular del CIP expresó que existen dos factores que “aportan a esa coyuntura” que son internos y externos. Sobre el punto, dijo que la situación dejó de ser parcial y “va a convertirse en algo ya constante y eso obliga ya al reajuste de precios en el sector de productos importados”, añadió, siendo esta una condición que se viene dando desde el mes de mayo y también ahora en el mes de junio.

Reconoció también que no era lo esperado por el sector en relación al tipo de cambio, de hecho, tenían previsto un nivel de G. 7.200 que, comparado con el actual, ya genera una diferencia del 5%. Dicho desfase, añadió, impacta fuertemente en el sector dado que operan en el formato mayorista y con márgenes pequeños.

“Entonces un impacto de 5% en sus costos, es muy importante y genera una modificación de la lista de precios aunque no de manera inmediata”, dijo Dumot.

El impacto tardío se debe a que se estuvo aguantando, pensando que el tipo de cambio podía “aflojar” y que la coyuntura podía pasar, pero al consolidarse eso como una situación fija, finalmente el impacto del costo se iría transmitiendo a los consumidores.

Infografía, Histórico de cotización.
Infografía, Histórico de cotización.

Factores internacionales e intervención del BCP

Dumot indicó que existen factores internacionales que mantienen fuerte al dólar en el mundo y ha generado una depreciación en las monedas regionales en general que incluyen el real de Brasil, el peso de Argentina y el guaraní en Paraguay. 

“La Reserva Federal ha sostenido sus tasas de interés y recién las estaría bajando en el segundo semestre”, añadió. 

Es importante mencionar que desde inicios del año, el mercado esperaba el inicio de recortes en las tasas de la Fed, sin embargo, no se concretaron dados los datos de inflación en los Estados Unidos que los mantuvo cautelosos. 

En el ámbito local, explicó que se visualiza que el Banco Central del Paraguay (BCP) está haciendo esfuerzos importantes al intervenir en el mercado y aún así no se logra controlar el tipo de cambio, lo cual nos lleva a pensar de que esta situación se va a sostener.

Además, retrasos en la entrada de divisas por la soja, ya sea por una cosecha tardía o la espera de mejores precios por parte de los productores, también afectan la capacidad del BCP para sostener la presión cambiaria.

Contenedores de importación, referencial (gentileza).
Contenedores de importación, referencial (gentileza).

Proyecciones para el futuro

De cara al futuro, Iván Dumot anticipa que la demanda de dólares aumentará en el segundo semestre debido a un incremento en las importaciones, lo que generará más presión sobre el tipo de cambio y una posible nueva escalada. 

Aunque existen factores internacionales que podrían modificar esta tendencia, las expectativas actuales apuntan a un dólar al alza. Esto implicará nuevos ajustes de precios hacia fin de año, especialmente en un periodo donde las importaciones suelen aumentar en previsión de las festividades de fin de año.

loading next article
10