Forbes Paraguay
Agricultura
Macroeconomía

Agricultura estancada en el norte y la batalla por la recuperación

Share

La agricultura en el norte de Paraguay enfrenta una crisis desde hace unos años, marcada por condiciones climáticas adversas y desafíos económicos.

04 Julio de 2024 17.32

La agricultura en el norte de Paraguay enfrenta una de sus peores crisis en años, marcada por bajos rendimientos, altos costos y precios desfavorables. Las medidas de apoyo financiero podrían ofrecer un respiro temporal, pero el camino hacia la recuperación será largo y exigirá colaboración tanto del sector público como privado.

Héctor Cristaldo, presidente de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), destacó la situación que enfrenta el sector agrícola en el norte de Paraguay debido a una prolongada sequía y condiciones desfavorables. 

Según Cristaldo, "de esta campaña agrícola hubo dos Paraguay, el centro sur que salió bien, razonablemente bien desde el punto de vista productivo, y el norte con baja productividad."

La disparidad en los rendimientos es notable, con diferenciales de hasta 1.000 kg por hectárea entre los departamentos del norte y otras regiones del país. San Pedro, uno de los más afectados, apenas alcanzó los 1.400 kg por hectárea este año, muy por debajo de los 3.100 kg registrados en áreas más favorables.

Para hacer frente a los efectos el Banco Central de Paraguay (BCP) implementó medidas de refinanciamiento flexibles, especialmente dirigidas a los agricultores del norte y el Chaco. "Se facilitó la refinanciación para aquellos afectados por la sequía, permitiendo ajustes en los pagos de mediano y largo plazo", detalló Cristaldo.

UGP
UGP

Sequía y otros complicaciones

El presidente de la UGP explicó que desde el inicio del conflicto en Ucrania en 2022, los costos de producción han aumentado drásticamente mientras que los precios han caído, exacerbando la crisis. "Es la triple combinación complicada un costo alto, precio bajo y bajo rendimiento por tercer año consecutivo", señaló Cristaldo.

Los departamentos más afectados por la sequía, además de San Pedro, incluyen a Concepción, Amambay y Canindeyú. Estas regiones, caracterizadas por su escasa precipitación, han sufrido pérdidas en la producción agrícola.

“Canindeyú bajo, hacia el oeste con San Pedro, es donde también el impacto fue muy fuerte, esa zona  donde no llegó la lluvia y por eso está en el bloque  de los cuatro departamentos con problemas”, añadió.

Perspectivas a futuro

Mirando hacia el futuro, Cristaldo expresó cautelosa esperanza, mencionando que “normalmente, este mecanismo de refinanciamiento ha ayudado a reajustar los flujos de pago en crisis anteriores”. 

Sin embargo, la situación actual presenta desafíos más extremos, siendo la expectativa que la superficie sembrada se estabilice.

“La expectativa de la gente siempre es con la esperanza de salir mejor que el año pasado, siempre que tengan los recursos para trabajar”, finalizó.

loading next article
10