Forbes Paraguay
Iphone
Innovacion

La última patente de Apple revela un diseño de iPhone radicalmente nuevo

Janhoi McGregor

Share

Los documentos sugieren que la tecnológica experimenta con nuevas ideas. Esto es lo que se sabe hasta ahora.

26 Junio de 2024 10.38

La última solicitud de patente de Apple ofrece una visión interesante de cómo la compañía está considerando los futuros dispositivos, que podrían estar influenciados por la reciente legislación sobre el Derecho a Reparar en los Estados Unidos.

La solicitud de patente (vía Patently Apple) insinúa un futuro dispositivo con un panel trasero extraíble, que puede intercambiarse por paneles con una o varias características de hardware adicionales.

Los componentes adicionales van desde la carcasa trasera que actúa como funda protectora, hasta la incorporación de baterías suplementarias, dispositivos de control de la salud e incluso una segunda pantalla.

La patente detalla incluso un ejemplo de panel trasero que incluye un módulo de cámara adicional. Todo esto se conectaría mediante un sistema de clip con resorte, según explica la patente en un lenguaje típicamente técnico.

Una imagen de la solicitud de patente del iPhone de Apple.
Una imagen de la solicitud de patente del iPhone de Apple.

"El elemento de acoplamiento de resorte puede estar ensamblado conductivamente a la estructura de la carcasa y puede estar configurado para acoplarse tanto mecánica como eléctricamente a los elementos de fijación". En resumen, las placas traseras deberían poder intercambiarse fácilmente mediante algún tipo de resorte de liberación.

Una de las imágenes de la patente incluye una serie de montajes diversos de la placa posterior, incluido el panel de la batería, el módulo de la cámara y altavoces adicionales.

Cuando vi esto por primera vez, pensé inmediatamente en el LG G5, el primer teléfono modular. El G5 tenía una batería extraíble que salía de la parte inferior del dispositivo, mediante un sistema de clip con resorte, y se llevaba consigo la parte trasera del teléfono.

Eso significaba que se podían intercambiar otros módulos, como una batería más grande, una cámara adicional, un DAC e incluso un componente VR. ¿Te suena? La apuesta de LG por un teléfono modular fue en gran medida un producto de su tiempo.

Antes del G5, Google había jugado durante mucho tiempo con la misma idea a través de su teléfono Project Ara, un teléfono modular diseñado para reducir los residuos eléctricos. La compañía archivó el dispositivo en 2016, pero está claro que la idea aún no murió.

Un iPhone modular parece extremadamente descabellado para una empresa como Apple, a la que le gusta innovar sin prisa pero sin pausa. Las patentes son indicadores notoriamente poco fiables de futuros dispositivos, también. Dicho esto, Apple estuvo tratando de hacer que sus teléfonos sean más fáciles de reparar gracias a algunos empujones nada suaves de los legisladores.

Apple rediseñó la arquitectura interna del chasis del iPhone 15 para hacer más fácil retirar el panel trasero y, por tanto, más sencilla su reparación. La patente sugiere una versión más sencilla de esto. En años anteriores, la empresa también creó un kit de autorreparación para las personas que quieran arreglar sus dispositivos en casa.

 El  LG G5 tenía una batería extraíble que salía de la parte inferior del dispositivo, mediante un sistema de clip con resorte, y se llevaba consigo la parte trasera del teléfono.
 El  LG G5 tenía una batería extraíble que salía de la parte inferior del dispositivo, mediante un sistema de clip con resorte, y se llevaba consigo la parte trasera del teléfono.

Apple también dio marcha atrás parcialmente en su política de emparejamiento de piezas y hará que sea más fácil para los usuarios intercambiar el hardware, y calibrar esos componentes, en el iPhone 16.

En abril dijo que "determinados" modelos de iPhone se beneficiarán ahora "de la plena funcionalidad y seguridad que ofrece la calibración original de fábrica, al igual que las nuevas piezas originales de Apple" declaró la empresa.

Anteriormente, Apple había exigido que el hardware de repuesto de un iPhone fuera tanto fabricado por Apple como calibrado por la compañía para que funcionara correctamente. El cambio de postura se debió, al menos en parte, a un agresivo proyecto de ley sobre el derecho a reparación aprobado por la legislatura de Oregón.

El hecho de que Apple haya suavizado su postura sobre quién puede manipular sus dispositivos y haya rediseñado los iPhone para hacer más fácil el intercambio de piezas significa que esta solicitud de patente podría no ser un completo cuento de hadas.

 

Nota publicada por Forbes US.

loading next article
10