Forbes Paraguay
Zanskar, Startups, Energía geotérmica
Innovacion

Cómo la IA podría desbloquear una tonelada de esta prometedora energía renovable

Alex Knapp

Share

Uno de los mayores gastos de la energía geotérmica es encontrar el lugar adecuado para excavar. Zanskar, con sede en Utah, Estados Unidos, cree que su plataforma de big data y aprendizaje automático puede ayudar.

07 Mayo de 2024 11.35

El reciente auge de los modelos generativos de IA depende de intensos recursos computacionales, construidos en chips hambrientos de energía en granjas de servidores de todo el mundo. Esa demanda podría duplicarse para 2026, agravando la creciente necesidad de electricidad que ya está gravando la red.

Pero mientras que la IA requiere una inmensa cantidad de electricidad, una startup piensa que también podría ser parte de la solución al desbloquear una forma de energía renovable en gran medida desaprovechada: la energía geotérmica, que utiliza el calor generado de forma natural bajo la superficie para proporcionar tanto electricidad como calefacción.

La startup Zanskar, con sede en Utah, desarrolló modelos de aprendizaje automático para resolver uno de los mayores problemas de la geotermia: encontrar los lugares ideales para perforar. El exorbitante costo de las perforaciones impidió en gran medida que la geotermia compita con otras tecnologías como la eólica y la solar, hasta el punto de que menos del 1% de la electricidad de EE.UU. se produce con ella.

Pero los modelos de Zanskar analizan enormes cantidades de datos para encontrar los mejores lugares para excavar en busca de energía, y la empresa espera que sus modelos reduzcan significativamente el capital necesario para construir nuevas centrales.

"Ahora descubrimos más de estos recursos geotérmicos ocultos en sólo el último año y medio que toda la industria junta en la década anterior", declaró a Forbes su CEO, Carl Hoiland.

Zanskar, Startups, Energía geotérmica
Un equipo de campo de Zanskar en funcionamiento.

Hoy, Zanskar anunció que recaudó 30 millones de dólares en una ronda de financiación de serie B liderada por Obvious Ventures, que la valora en 115 millones de dólares. La ronda eleva la inversión total de la empresa a 45 millones de dólares. Los fondos ayudarán a Zanskar a continuar su exploración y también a comenzar el desarrollo de sus primeras centrales eléctricas; planea tanto construir centrales para clientes como asociarse con actores geotérmicos existentes para codesarrollar emplazamientos.

Andrew Beebe, de Obvious Ventures, dijo a Forbes que la capacidad de Zanskar para reducir los costos de exploración es un diferenciador clave. "Creemos que van a reducir sistemáticamente el costo de encontrar recursos geotérmicos en todo el mundo", dijo. "Y entonces podrán desbloquear enormes cantidades de electricidad limpia 24/7".

La energía geotérmica es prometedora porque se basa en el calor de debajo de la superficie de la Tierra, un recurso teóricamente renovable sin fin. Para aprovecharlo, hay que perforar un pozo muy profundo, y luego subir agua caliente a presión que se convierte en vapor al subir, alimentando la central.

Perforar ese agujero es el mayor gasto de este tipo de energía, y requiere tanto capital que impidió en gran medida que la energía geotérmica sea competitiva con otras nuevas fuentes de energía como la eólica. Por ejemplo, un proyecto de energía eólica cuesta alrededor de 1,8 millones de dólares por megavatio, según un informe de Pitchbook. Un proyecto geotérmico cuesta casi 5 veces más, unos 8,7 millones de dólares por megavatio. Según Roland Horne, director del Instituto Precourt de Energía de Stanford, la perforación supone "aproximadamente la mitad del costo de la mayoría de los proyectos".

Zanskar, Startups, Energía geotérmica
El reciente auge de los modelos generativos de IA depende de intensos recursos computacionales, construidos en chips hambrientos de energía en granjas de servidores de todo el mundo. 

Lo que agrava el gasto es que, en el proceso de exploración, los perforadores no siempre dan con el lugar adecuado. Eso se debe a que hay muchos factores que intervienen en la determinación de una ubicación ideal, desde la composición mineral hasta la accesibilidad del agua, pasando por evitar la presencia de demasiado gas natural.

"La parte de la exploración es lo más difícil", explicó a Forbes Maria Richards, coordinadora del laboratorio geotérmico de la Universidad Metodista del Sur. "¿Cuántas veces puedes tirar de esa palanca y fallar antes de quedarte sin dinero? Si pudieras tirar de esa palanca y acertar todas las veces, todo el mundo lo estaría haciendo".

La tecnología de Zanskar tiene como objetivo aumentar la certeza de perforar agujeros viables, dijo el CTO Joel Edwards. Utiliza datos de diversas fuentes -satélites, estudios geológicos, incluso información recogida de las ondas que se mueven por el suelo tras un terremoto- y emplea diversos modelos de aprendizaje automático para predecir los mejores lugares para excavar. La empresa valida sus modelos mediante sus propias perforaciones exploratorias, cuyos datos se retroalimentan para afinar mejor el proceso de IA.

"Lo que nos diferencia de otros grupos es que tenemos un gran programa de campo que está ahí fuera todos los días del año, llueva o haga sol, en todo el Oeste", sumó. Dijo que la precisión del modelo varía en función de la región, en gran parte debido a la cantidad de datos disponibles.

La startup tomó su nombre de la región de Zanskar, en el Himalaya, que es donde los cofundadores Hoiland, de 38 años, y Edwards, de 37, se conocieron hace 15 años mientras ambos estudiaban geología. Los dos mantuvieron el contacto a lo largo de los años y, a medida que se familiarizaban con los desafíos que implica la exploración geotérmica, se convencieron de que era posible mejorar la tasa de aciertos. Los dos fundaron la empresa en 2018. Desde entonces, estuvo trabajando para perfeccionar sus modelos e identificar las ubicaciones ideales para las centrales eléctricas.

Zanskar no es la única startup que compite en este espacio. Desde 2019, los capitalistas de riesgo invirtieron más de 1.500 millones de dólares en startups geotérmicas. Por ejemplo, Fervo Energy, que desarrolló técnicas de perforación mejoradas para la energía geotérmica, recaudó una ronda de 244 millones de dólares en febrero de este año.

Con el nuevo capital, Zanskar planea ampliar su equipo con el objetivo de poner en línea su primera instalación en unos cuatro años, si todo va bien. "Planeamos poner electrones en la red", dijo. "Y esta tecnología nos da una ventaja injusta".

*Con información de Forbes US

loading next article
10