Forbes Paraguay
Autopistas europeas
Innovacion

Así funciona la tecnología "anti-exceso de velocidad" que tendrán todos los autos nuevos de Europa

Ed Garsten

Share

El Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte informó que se espera que se reduzcan las colisiones en un 30% y las muertes en un 20%.

02 Julio de 2024 13.17

Si disfrutás acelerando por las Autobahn alemanas u otras autopistas europeas de alta velocidad, preparate para una sorpresa: un grupo de asistentes electrónicos, conocidos como asistentes inteligentes de velocidad (ISA), te animará a reducir la marcha.

Todos los vehículos nuevos que se vendan en Europa deberán ir equipados con este sistema ISA, según una directiva de la Carta Europea de Seguridad Vial de la Comisión Europea. La medida llega dos años después de que el organismo lo hiciera obligatorio para los nuevos modelos/tipos de vehículos introducidos en el continente.

La reducción de la velocidad se convirtió en una prioridad a ambos lados del Atlántico como medio para mejorar la seguridad vial y reducir el número de víctimas mortales y heridos en accidentes de tráfico.

"Los conductores reconocen cada vez más la necesidad de frenar el exceso de velocidad. Este cambio en la percepción pública es fundamental. En los últimos años, los automovilistas se hicieron más conscientes de las capacidades y ventajas de los sistemas avanzados de asistencia al conductor. Estos sistemas representan un prometedor avance a corto plazo en la tecnología ADAS", afirma Stuart Ryan, director general de la región de las Américas de HERE Technologies, en un correo electrónico.

HERE Technologies es una empresa global de servicios de datos de localización que está muy implicada en el cumplimiento de las normas ISA en la Unión Europea y tiene una gran presencia en EE.UU. con más de 70 marcas de vehículos de más de 30 fabricantes de autos que las utilizan.

El Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte informó que se espera que se reduzcan las colisiones en un 30% y las muertes en un 20%, según Ryan.

ISA puede adoptar la forma de varios recordatorios, advertencias o acciones diferentes que incluyen:

  • Advertencias acústicas en cascada
  • Advertencias vibratorias en cascada
  • Retroalimentación háptica a través del pedal del acelerador
  • Función de control de velocidad que puede hacer más difícil pisar el acelerador

Los conductores parecen tener una relación de gusto/odio con los sistemas ISA.

Representación de un vehículo equipado con ISA en Europa que advierte al conductor que está superando el límite de velocidad.
Representación de un vehículo equipado con ISA en Europa que advierte al conductor que está superando el límite de velocidad. 

Más del 60% de los conductores encuestados por el Instituto de Seguros para la Seguridad Vial afirmaron que les parecería aceptable si se activaran señales acústicas o visuales cuando superaran el límite de velocidad.

En esa misma encuesta, publicada el mes pasado, más del 80% de los 1.802 conductores que respondieron estaban de acuerdo en que les gustaría una función que mostrara el límite de velocidad actual y más del 70% dijeron que preferían una advertencia de "tono molesto" a una tecnología que ajustara automáticamente su velocidad cuando superaran el límite.

El sistema de HERE Technology tiene como objetivo un mejor reconocimiento de los límites de velocidad.

"El mapa HERE ISA complementa y supera las limitaciones de los sistemas de reconocimiento de señales sólo con cámaras", explicó Ryan. "Muchas normas y reglamentos viales no están señalizados en absoluto. Varias señales implican límites de velocidad que las cámaras pueden no reconocer o están ofuscadas por las condiciones meteorológicas. Con esta plataforma, el sistema conoce el límite de velocidad para la ubicación actual, sea cual sea la señalización", agregó.

Sin embargo, la tecnología, ya se trate del ISA o de sistemas más amplios de asistencia avanzada al conductor, es un arma de doble filo, concretamente en lo que se refiere a los costos del seguro. De hecho, las primas de las pólizas de algunos vehículos equipados con estas alertas subieron alrededor de un 4% de un año para otro, según Chase Gardner, director de análisis de datos del mercado de seguros online Insurify.

"El estadounidense medio está pagando unos 191 dólares al mes por un seguro a todo riesgo, y si tiene una multa por exceso de velocidad en su historial va a pagar más de un 16% más al mes, lo que supone unos 220 dólares", dijo Gardner en una entrevista. "Por otro lado, si el sistema evita que tenga un accidente o que conduzca con exceso de velocidad, también puede hacer que se ahorre en el seguro", agregó.

La perspectiva de que conlleve una reducción de las primas del seguro resonó entre los conductores de la encuesta del IIHS, en la que alrededor del 70% coincidieron en que querrían ISA en su próximo auto si su compañía de seguros les rebajara las primas basándose en la evidencia de que no conducen a exceso de velocidad.

Lo que nos lleva nuevamente al concepto de un asistente electrónico que intenta persuadir a los conductores para que reduzcan la velocidad o tomen otras medidas de seguridad. A nadie le gusta un copiloto molesto, y hay indicios de que algunos conductores tampoco están entusiasmados con los asistentes electrónicos.

En el Estudio de calidad inicial de J.D. Power de 2024 publicado la semana pasada, en el que se analizan los problemas notificados por los propietarios de vehículos durante los primeros 90 días de uso, "los sistemas avanzados de asistencia al conductor, destinados a salvar vidas y reducir lesiones, irritan a los propietarios de vehículos con alertas imprecisas y molestas de las funciones de advertencia de tráfico trasero y frenado automático de emergencia en marcha atrás".

Esto concuerda con lo observado por Gardner, de Insurify. "Creo que existe desde luego, al menos en Estados Unidos, opiniones encontradas hacia cada función", señaló. "La gente, por supuesto, quiere estar segura y quiere conducir con seguridad y disponer de estas características para protegerse. Pero, por otro lado, creo que mucha gente considera que pueden ser realmente molestas", agregó.

El mandato que entró en vigor el lunes en la UE es bastante estricto, ya que exige que las advertencias se inicien cuando la velocidad del vehículo coincida con el límite de velocidad durante seis segundos y después de 1,5 segundos cuando el vehículo supere el límite anunciado en cualquier cantidad.

La encuesta del IIHS sugiere que si EE.UU. adoptara la misma norma, más conductores desactivarían la función. Los resultados muestran que los aquellos que frecuentemente superan el límite de velocidad tienen un 20% menos de probabilidades de aceptarlas en comparación con los conductores que lo hacen ocasionalmente o rara vez, lo que implica que quienes más la necesitan serían los menos propensos a utilizarla.

La forma que adopte el alerta de exceso de velocidad depende de cada fabricante de autos y los conductores tienen la opción de desactivarlas, señala Ryan.

"Pero lo importante es que se les informa del límite de velocidad y se les avisa si van demasiado rápido", afirma Ryan. "Nuestro objetivo es garantizar el uso seguro de la tecnología ISA a medida que se implementa de forma más generalizada en todo el mundo. Para lograrlo, estamos trabajando para garantizar que nuestras soluciones proporcionen acceso a datos más precisos sobre la ubicación de las señales de límite de velocidad variable, así como a datos específicos sobre el límite de velocidad de los vehículos comerciales", completó.

Nota publicada por Forbes US

loading next article
10